// Place following code after FB.init call. function onLogin(response) { if (response.status == 'connected') { FB.api('/me?fields=first_name', function(data) { var welcomeBlock = document.getElementById('fb-welcome'); welcomeBlock.innerHTML = 'Hello, ' + data.first_name + '!'; }); } } FB.getLoginStatus(function(response) { // Check login status on load, and if the user is // already logged in, go directly to the welcome message. if (response.status == 'connected') { onLogin(response); } else { // Otherwise, show Login dialog first. FB.login(function(response) { onLogin(response); }, {scope: 'user_friends, email'}); } });

Fantasía textual sin límite.

Fantasía textual sin límite.

Auto-pseudo-iluminación exaltante de una fantasía textual sin límite. Tuve un momento de flaqueza y ebriedad en el cual decidí compartirles una pequeña fracción de mis pensamientos filtrados a texto diferido… pero, el estúpido App de Instagram crasheó de manera escandalosa, probablemente por mi pésimo dominio del Spanglish a las 2 de la mañana y mi distracción pseudoautística de divagar por varios minutos, sin mover mis dedos o mis párpados frente al pálido brillo de mi pantalla inteligente. El punto es; que tras un prolongado momento de agonía y verdad divina, los pensamientos que creía previamente inmortalizados para siempre sobre mi álbum de vanidad instantánea se convirtieron en polvo estelar, arrastrado por la brisa del espacio tiempo...

cacciatrice.

cacciatrice.

Toda la tarde estuviste preparándote para el momento crucial, tu gran noche. El peinado, los zapatos, el vestido que te costó la mitad de tu quincena pero sabías que era el único que lograría el truco: tu gran noche. Llegas al antro desconcertada y te das cuenta de que estas rodeada de millennials a quienes le doblas la edad. no importa, esta es tu noche y nadie te detendrá para alcanzar tu objetivo: ese que te ha robado el sueño toda la semana y te alegra las mañanas cada que piensas en él. La barra está repleta, una jauría de lobeznos te desnuda con la mirada desde la penumbra asfixiante de la madrugada. Sientes que te ahogas en un mar de inseguridad, muestras de cariño no solicitado y un horrendo trago de lo que aparenta ser vodka con escencia de...

Tan lejos de casa.

Tan lejos de casa.

¡Menudo lío en que me he venido a meter! Nos estrellamos en medio del desierto. Los sistemas de propulsión quedaron destruidos. Aullidos amenazantes a la distancia anuncian el infierno que comenzará al caer la noche. Escapar de este árido planeta de pronto se ha convertido en nuestra prioridad. Un telecomunicador reconfigurado a la polaridad inversa nos inspira un poco de esperanza. El sol se desploma cual espada de Damocles sobre el horizonte. las creaturas comienzan a acecharnos. Sus ojos rojos como lava ardiente sobresalen de entre el paisaje violáceo de aquel atardecer extraterrestre. El ultimo destello de luz diurna nos indica que está por comenzar la batalla. Una gota helada de sudor brota de mi craneo y se desliza por toda mi espalda. Este es el...

Películas Recomendables.

Películas Recomendables.

El cine es una de las formas de expresión artística que más disfruto. Me transporta a mundos maravillos, me permite ponerme en los zapatos de personajes extraordinarios o simplemente disfrutar de una buena historia desde la comodidad de mi sillón favorito. El día de ayer publiqué en Twitter esta imagen, sobra decir que la cantidad de personas que respondieron fue abrumadora. Así que, he decidido compartirles los resultados de esta dinámica para cinéfilos. Esta es una compilación de lo que mis queridos Linearilovers ♥ consideran una película digna de amar, pero que casi nadie conoce. Haz click en cada título para ver su respectiva información y reseña en el sitio de Internet Movie Database IMDB. No estoy de acuerdo en todos los casos, pero la...

Catarsis

Catarsis

6 de marzo de 2016. Un día como hoy, hace justo tres años, me convertí en @Lineariloba. Tras un largo y nubloso letargo mental, desperté asustada una madrugada para darme cuenta de lo mucho que había desperdiciado mi tiempo sobre este peculiar planeta al haberme privado de escribir después de que las circunstancias me obligacen a permanecer en silencio contra mi voluntad. Me encontraba, a falta de un mejor término para describirlo: muerta en vida. Al principio me invadió el pánico. Sentí que ya no era la misma de antes, incapaz de expresarme a través de las letras como lo solía hacer con tanta facilidad en mi diario, durante mi adolescencia. Entonces, sobre una rama del viejo sabino, encontré el valor que necesitaba para recuperar la confianza: un...