// Place following code after FB.init call. function onLogin(response) { if (response.status == 'connected') { FB.api('/me?fields=first_name', function(data) { var welcomeBlock = document.getElementById('fb-welcome'); welcomeBlock.innerHTML = 'Hello, ' + data.first_name + '!'; }); } } FB.getLoginStatus(function(response) { // Check login status on load, and if the user is // already logged in, go directly to the welcome message. if (response.status == 'connected') { onLogin(response); } else { // Otherwise, show Login dialog first. FB.login(function(response) { onLogin(response); }, {scope: 'user_friends, email'}); } });

Encerrada en la torre.

Encerrada en la torre.

Pequeño relato extraido de @Lineariloba.

1. Tras su inútil forcejeo, la princesa Angélica quedó, una vez más, atrapada en la torre.
Errante y aberrante lloró su pena en silencio.

2. El encierro en lo alto le hizo reflexionar sobre sus actos egoistas en los días anteriores.
Quizás merecía este castigo.

3. Las paredes cubiertas de musgo le hicieron volver a aquella obscura caverna donde alguna vez supo lo que era disfrutar
de la soledad.

4. Fue en ese momento cuando se dio cuenta de que el aislamiento del resto del mundo tenía sus ventajas.

5. En aquella húmeda y sombría prisión en las alturas, después de tantos años, podía volver a experimentar el gozo de ser
verdaderamente libre.

6. La princesa alzó el vuelo en su mente. Planeó sobre acantilados, montañas y valles. Encontró nuevos aliados en las aves
que le rodeaban.

7. Fue ahí cuando comprendió que a la libertad no la limitan cuatro paredes.
El príncipe azul puede esperar.
Una vez libre no existen fronteras.

Y colorín colorado.
Este #microcuento en siete tuits ha terminado.

Share Button

Comments

comments